CRÓNICA JUVENIL: 4 goles no fueron suficiente

CD Iruna - Futbol Slider

RESULTADO FINAL: 6-4

01/Diciembre 2018, 12:15 horas

U.D. MUTILVERA: Eneko, Javier, Iñaki, Daniel, Aitor, Raúl, Aitor, Gaizka, Adrián, Pablo, Pablo.

C.D. IRUÑA: Ibai, Raúl, Miguel, Santiago, Iñaki, Álvaro, Pablo, Íñigo, Alejandro, Iker (Youssef min.68), Fermín.

Entrenador: Óscar Torrecillas.

GOLES: (1-1) Pablo Guillermo min.32; (3-2) Iñaki Razquin min.51; (6-3) Youssef min.88; (6-4) Fermín min.90.

 

SENSACIONES DE NUESTROS JUGADORES:

 

1) «Creo que hemos salido con mala mentalidad, pensando de antemano que íbamos a perder.  Por ello nos han metido el primero rápido. Nos ha sorprendido mucho también lo bien que se movían entre líneas los delanteros, así como el triángulo que hacían entre el lateral, el medio y el extremo (constantemente cambiaban de posición).

Nos ha faltado correr más desde arriba y estar más atentos en defensa. Falló la presión al lateral izquierdo, y salían muy fácil en el campo, que era muy grande.

El segundo tanto ha sido un mazazo tras nuestro empate. El tercero ha llegado seguido a consecuencia de ello.

La segunda parte hemos salido mejor. Ya sabíamos a lo que nos enfrentábamos y hemos metido bien el segundo.

Sus cambios nos han vuelto a romper los esquemas, y ya nos hemos vuelto a perder. En el gol del 17 hemos pecado de no haberle presionado mejor, y se ha ido.

Luego una jugada a balón parado en la que alguien ha perdido la marca. Cuando hemos tocado lo hemos hecho muy bien y con criterio, pero llegábamos a tres cuartos de campo y se nos iba la inspiración.

Ellos iban más duro y físicamente eran mejores. Con la expulsión nos hemos confíado y nos han caído 3 de golpe.

Luego a la desesperada hemos marcado el segundo de falta. Nos hemos venido arriba ya marcando el tercero pero sin apenas tiempo.

Hemos tenido muy buenos momentos con balón y bastante lucha. Pero hay fallos defensivos que hay trabajar. Yo creo que nos han roto sus movimientos entre líneas y nos ha fallado el salir con la mentalidad perdedora.

Youseff ha salido del banquillo y ha dado la cara. Algunos creo que han corrido más de lo que debían y quizás, deberíamos haber apretado una marcha más.»

 

2)  «Hemos empezado el partido con muchas ganas y aguantando mejor de lo que me esperaba. Esa mínima seguridad que en general hemos cogido es lo que nos ha condenado. Sobretodo en la defensa. Por lo tanto ha llegado el 1-0.

Cinco minutos más tarde ha llegado el empate en una jugada en la que se nos ha aparecido dios y cuatro ángeles. Ucar y Galde se han llevado el mérito .

Como he mencionado antes, muchos nos hemos confiado hasta tal punto que se nos ha os olvidado todo lo que hemos hablado antes de empezar. Como consecuencia nos han caido el 2° y el 3°, los 3 goles por el mismo fallo y la misma jugada: el 10 la aguanta, busca una de las dos bandas, cuelga al punto de penalti y gol.

Descanso 3-1. En el vestuario momento critico para todos. Momento para corregir , momento para hablar todo , para desfogarnos, soltar todo y volver con la mente abierta al campo.

En el segundo tiempo el equipo continuó espeso, intentando colgar balones pero sin un destinatario claro. Nos faltó bajar el balón al suelo y jugar de lado a lado desde atrás.

Cabe tambien destacar que estabamos sin cambios y esa idea creo que nos ha condicionado».

3) «Empezaron sus mediocentros y delantero moviéndose muy bien. No se descolocaron y para el minuto uno de partido nos marcaron viniendo desde atrás.

Aún así, en una contra metimos y empatamos el partido. Esto nos dio fuerzas para seguir e intentar ponernos por delante.

Pero nos volvieron a meter viniendo desde atrás y nos vinimos un poco abajo, como siempre nos pasa cuando encajamos un tanto.  Cayó otro se acabó la primera parte 3-1.

El mister nos explicó cómo colocarnos en el descanso y empezamos la segunda parte muy bien, nosotros con el poder durante dos minutos, pero nos volvimos a descolar y en una jugada por no ir con ganas nos metieron otro gol.

Ya se empezaba a notar el cansancio y con las pocas ganas de ir ya a por el partido nos marcaron otros dos.

Entonces ya ellos con uno menos, y meternos dos goles, nos salió la rabia interior, que por lo menos no nos marquen más. Nos pusimos las pilas en defensa, muy agotados y con línea de tres. Aquí es cuando empezamos a jugar como equipo, cuando sabemos que podemos hacerlo mejor de lo que lo estamos haciendo.

Jugamos de lado a lado, moviendo el balón, algún detalle de alguno que cogió confianza en si mismo y marcamos tres, ellos con 9 por lesión de uno.

Acabamos desfondados todos. No nos vamos con la cabeza baja porque lo que nos llevamos es un resultado apañado, no una paliza.

En conclusión, se que tenemos un equipo con muchos detalles, que sufre por bajas y por físico en general, pero que cuando nos ponemos a jugar, a disfrutar de lo que nos gusta, jugar a futbol, somos un equipo. Somos un grupo unido, apoyándonos los unos a los otros, pero…  la pregunta es, ¿Por qué no lo hacemos desde el minuto uno todos?».

Compartir:
s

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies